Pero ¿qué pasa si trabajo en la nube y se me ‘cae’ el Internet?

Photo by David Shankbone / CC BY-SA 3.0

Previamente, en el post 4 razones para elegir un software punto de venta en la nube, conocimos algunas de las múltiples ventajas de instalar el software en la nube, entre ellas destacan la facilidad para acceder a tu información en cualquier lugar y momento, así como la flexibilidad de crecer fácilmente sin afectar tu operación y presupuesto; además que, a diferencia de adquirir un software e instalarlo localmente, los costos ocultos y el mantenimiento son absorbidos por el proveedor del software.

Sin embargo, aunque los puntos de venta basados en la nube representan una solución sencilla, estas herramientas viven en la nube lo que significa que, al no tener una conexión de Internet fiable, éstas pueden fallar. En un negocio, tener una conexión a Internet poco fiable o perder la conexión puede detener la operación de la caja, perder información en proceso, ocasionar errores, provocar el disgusto de los clientes, entre muchos otros problemas.

El costo de no hacer una buena elección.

En muchos países, incluido México, no se puede confiar en la plena disponibilidad de la red a una velocidad aceptable. Es probable que todos nos hayamos enfrentado en nuestras casas u oficinas a conexiones lentas o intermitentes. Ya sea que tu empresa esté arrancando o en proceso de crecimiento, pudiera ser que esté generando información desde múltiples ubicaciones, por tanto, es indispensable un software que te permita generar, actualizar y acceder a la información rápidamente, ya que hay datos que no te puedes dar el lujo de perder o esperar a que sean actualizados.
Cuando la conexión a Internet pierde velocidad o se interrumpe, puede perjudicar diversos ámbitos de tu negocio, por ejemplo:
  • Parar el proceso de venta en caja
  • Perder el control de asistencia
  • No tener acceso en el software al inventario
  • No poder reconocer programas de fidelidad
  • Entre otros
El riesgo más importante es que al perder la conexión a Internet, los sistemas dejan de funcionar y los negocios se ven forzados a detener sus ventas. Usualmente, un negocio donde el punto de venta está en la nube prefiere gastar más dinero en una mejor o en varias conexiones a Internet, que el riesgo de perder ingresos al no tener una buena conexión.

Cuando tu punto de venta ‘se cae’, los clientes que esperan en línea perderán la paciencia en promedio después de dos minutos y medio, el 50% de los clientes evitará regresar a tiendas donde hayan tenido que esperar más de cinco minutos en la fila  y el 33% de los clientes que esperan más de cinco minutos, saldrán de la fila y no harán la compra.

Al sincronizar la nube, puedes hacer uso de todas sus ventajas y asegurar que puedas realizar tus transacciones con éxito, a pesar de tener fallas con el Internet. Esta característica es muy importante, ya que reduce la dependencia de tu software a la conexión a Internet para seguir trabajando.
Asimismo, al no depender de la velocidad de tu conexión, se agilizará el proceso de cobro, lo que significa que los clientes no perderán tiempo para finalizar su compra y tendrán una experiencia de compras agradable y sin complicaciones.

La ventaja de sincronizar a la nube, con respecto a servidores locales y servicio de nube.

¡Sincroniza tu negocio!

Como propietario de un negocio, es frustrante saber que el servicio de Internet genera un costo fijo (independientemente de su desempeño), y que está fuera de nuestro alcance solucionar el problema. 
Al mismo tiempo, un mal servicio de Internet puede causar otros costos menos evidentes, pero potencialmente más grandes que la renta en sí. Al sincronizar la nube, obtienes independencia al Internet, por lo que un software se vuelve ideal para que el negocio no detenga su operación cuando no hay servicio y, a la vez, mantenga los datos actualizados y disponibles en cualquier momento y desde cualquier lugar. De esta manera, obtienes las ventajas de un sistema local y de un sistema en la nube en un solo software.
Al sincronizar la nube, los datos son actualizados automáticamente cuando hay servicio de Internet en tiempo real. Volviendo al caso de un punto de venta instalado en un negocio con varias sucursales, sincronizas la nube cuando es más conveniente y evitas que la saturación de las conexiones limitadas afecte el funcionamiento de tus cajas, por lo que, al permitir a las cajas acceder a la información (en línea o sin conexión), las hace altamente flexibles y confiables, además de que te aseguras de no desacelerar tu flujo de trabajo.
A continuación, se sintetizan los beneficios de sincronizar a la nube, mismos que te permitirán tener una mejor y más rápida experiencia:
  • Acceso a toda la información, a través de cualquier dispositivo y desde cualquier ubicación.
  • Facilita el trabajo en equipo, mientras controla el acceso a la información con permisos para visualizar y editar.
  • Sincronización de ubicaciones múltiples.
  • No depende de la velocidad o intermitencia de la conexión a Internet.
  • Las transferencias fallidas se reanudan desde el punto de fallo, por lo que no hay necesidad de retransmitir los datos.
Cada vez son más los servicios que funcionan con o sin Internet, mediante la sincronización a la nube.

Dale la bienvenida a esta nueva tecnología que, además de administrar tu información eficientemente, puede ahorrarte algunos dolores de cabeza y de paso, reducir altos costos en el largo plazo.

Referencias:
http://avosaffaires.ca/en/can-afford-lose-internet-connection-2/
http://www.investopedia.com/articles/personal-finance/090715/8-best-cloud-storage-solutions-small-business.asp
https://smallbiztrends.com/2014/07/unreliable-internet-connection-costs.html
http://refugeeks.com/the-pros-and-cons-of-using-online-storage-to-backup-your-data/