KPI: Conoce lo que pasa en tus tiendas

Photo by Free-Photos / CC0 1.0

Al posicionarse en el mercado competitivo, monitorear la operación de tu negocio debe ser una prioridad; sin embargo, es probable que esto signifique manejar una gran cantidad de datos e información. Para la mayoría de las pequeñas y medianas empresas esto significa tener un control sobre los indicadores claves de desempeño o KPI (Key Performance Indicators), por sus siglas en inglés.

Los KPI son métricos diseñados para retratar instantáneamente algún aspecto clave relativo al desempeño y éxito de tu negocio (Ej: ventas, inventarios, colaboradores); sin embargo, más que una línea de referencia, un KPI generalmente es utilizado para comparar y evaluar el desempeño de determinado aspecto clave, por ejemplo, para estimar el valor potencial de cada cliente, una empresa puede implementar un KPI para determinar las ventas promedio por cliente.

Siendo interpretados correctamente, los KPI te ayudarán a ejecutar los procesos más eficientes e incrementar tus ventas y disminuir costos.

Si una actividad se puede monitorear y es medible en tu establecimiento, se puede desarrollar un indicador de la misma, por lo tanto, es importante identificar los indicadores que proporcionen la información más valiosa para tu negocio. Estos se convierten entonces en KPIs. Siguiendo el ejemplo de las ventas, una empresa cuyos empleados reciben bonos por venta puede crear un KPI para monitorear la efectividad de los empleados (venta por empleado). A continuación, te daremos algunas sugerencias para que con ayuda de los datos correctos puedas obtener una imagen clara del rendimiento de tu negocio y mejorar tu ventaja competitiva.

También te puede interesar: 6 atributos a considerar al elegir un sistema Punto de venta

Seleccionar los datos

Comencemos por explicar que los datos no son un indicador de desempeño; si bien, es buena idea enlistar las transacciones al final del día, esto no muestra el panorama completo.  El primer paso será organizar los datos, por ejemplo, por departamento, artículo, vendedor o por caja.

La fortaleza de los KPI es saber cómo utilizar los datos que se generan durante la operación para obtener una ventaja competitiva. 

Por cada objetivo establecido, debes crear un métrico que determinará si se alcanzó el objetivo; los KPI serán el método para monitorear el progreso: si los KPI no muestran un progreso para alcanzar el objetivo, es señal de que debes cambiar las estrategias que estas utilizando en tu negocio. También es importante tener claro que no todos los métricos de desempeño tienen por qué ser KPI, ya que pueden ser útiles, pero no ser clave para el éxito de la empresa.

Algunos de los KPI más populares son:

  • Venta por categoría

No todos los productos contribuyen en igual medida a las ventas, para conocer a cuáles categorías los clientes responden mejor, es importante desglosar las ventas por categoría, de esta manera obtenemos a detalle las ventas totales. Este KPI nos brinda la información necesaria para mejorar la planificación del inventario o evitar la acumulación de artículos.

  • Venta por empleado

Dar seguimiento a las ventas por empleado te permite establecer puntos de referencia y expectativas para ellos, además de medir el efecto de algún cambio que hayas realizado, por otro lado, este métrico te brinda una idea factible de los objetivos de ventas a alcanzar.

  • Rotación de inventario

Si bien las ventas son importantes, hay otro métrico igual de importante: la rotación de inventario (número de veces que el inventario se vende en un período de tiempo determinado), ya que las existencias que se mantienen demasiado tiempo en inventario retienen tu efectivo y pierdes flujo. Este métrico te proporcionará la información necesaria para tomar decisiones de inventario: ¿Con qué frecuencia debo volver a pedir los productos?, ¿Estoy almacenando demasiado?, ¿Hay suficiente mercancía?, etc. Al tener un control sobre tu inventario podrás tomar decisiones de compra más inteligentes, mantener la mercancía en movimiento y vender más productos que tus clientes desean.

  • GMROI (Gross Margin Return on Investment)

Este métrico indica la cantidad de dinero que recibiste por cada peso gastado en el inventario; responde a: ¿Cuánto dinero del margen bruto realicé con mi inversión en inventario? O, por cada peso invertido en inventario, ¿cuánto recuperé? También puede indicarte la respuesta de los clientes a determinado producto y a partir del resultado, decidir la siguiente acción (ponerlo en promoción, retirarlo del piso de venta, etc.).

Ver también: Toma el control total de tu negocio

Seguimiento de KPI en un POS

Los Puntos de Venta integran varias herramientas para ayudar a monitorear los KPI de manera fácil y automática, algunos incluyen informes o gráficos prediseñados que te permiten obtener un análisis instantáneo con respecto a:

  • Ventas por empleado
  • Ventas por categorías
  • Recurrencia de cliente
  • Top de productos y clientes
  • Entre otros

Para obtener el panorama completo, debes reunir toda la información de manera inteligente y así, alcanzar el rendimiento óptimo. ¿Quieres saber más? Visita www.pointmeup.com para conocer como Point puede ayudarte a mejorar la visibilidad de sus datos utilizando KPI.