El punto de venta como una herramienta para mejorar tu negocio

Photo by Alicia Zinn / CC0 1.0

Lo más probable es que, si estás leyendo esto, estás buscando un sistema punto de venta para tu negocio y tienes preguntas que tienen que ser respondidas. Antes de tomar una decisión es importante que los propietarios de los negocios investiguen todo lo posible sobre el producto o servicio a contratar. Mientras formulas tus preguntas, te explicaremos algunas características que hacen que un sistema punto de venta sea más valioso.

Un sistema punto de venta debe facilitar las tareas diarias de tu negocio y no debe interferir o dificultar la operación del mismo. Al contrario, el sistema debe operar para ti.

Se ha investigado ampliamente sobre lo que hace que un sistema sea fácil de aprender, rápido de usar e incluso, agradable; a continuación, te presentamos algunas cualidades claves para tomar en cuenta al momento de adquirir un sistema punto de venta.

Debe ser fácil de aprender y sencillo de operar

Los usuarios se pueden volver impacientes si el dispositivo frente a ellos no reacciona como esperan, por lo tanto, es fundamental que el punto de venta tenga una interfaz intuitiva y fácil de usar para cualquier persona. Los usuarios no deben tener que hacer más de tres elecciones antes de llegar a la información que están buscando e, idealmente, el sistema deberá ofrecer una variedad de menús inteligentes y acceso a las funciones básicas en tan solo unos clics.
La capacitación deberá tomar minutos, no horas; para ello, una interfaz intuitiva es la solución ideal ya que, al ser una plataforma fácil de aprender los empleados se volverán más autónomos y no necesitarán tanto tiempo de atención. Es importante tomar en cuenta que los empleados sólo estarán dispuestos a invertir su tiempo en aprender a usar herramientas que les ahorre tiempo a largo plazo y aumente la velocidad de su trabajo.

Los sistemas puntos de venta, son una parte importante de los trabajos de los empleados, por lo que es importante que su experiencia con el sistema sea la mejor posible.

Un sistema que es confuso o complicado disminuirá la satisfacción del usuario, lo cual la mayoría de las veces conduce a filas más largas y clientes molestos. En su afán de evitar este tipo de situaciones, el usuario se podría ver tentado a operar manualmente e ingresar las transacciones al sistema una vez que haya salido del apuro, pudiendo ocasionar errores y problemas con esta acción. Un punto de venta cuya interfaz sea intuitiva, permitirá trabajar rápidamente y las ventas fluirán ágilmente para que la fila esté en constante movimiento.
Sabrás que has elegido el punto de venta correcto cuando éste no consuma el tiempo de los usuarios; procura que tu punto de venta tenga:
  • Interfaz interactiva que minimice el tiempo de entrenamiento
  • Herramientas fáciles de usar para que los empleados se sientan cómodos
  • Interacciones, pasos y entrada de datos: solo los necesarios

Debe ser ágil y dinámico

Contar con un punto de venta que se desempeñe bien, no es un lujo. Cualquier persona que ha utilizado un sistema lento sabe lo frustrante que es. Cuando hay fila de espera a la hora que tienes la oportunidad de hacer la mayor parte de tus ventas del día, la rapidez se convierte en un atributo clave. Para que los empleados hagan más rápido su trabajo es importante poner atención al diseño de la interfaz. La usabilidad mejora cuando el diseño de la interfaz del usuario es sencillo y, por otro lado, la complejidad o mala usabilidad conducirá a bajos niveles de aceptación por parte del usuario. Posiblemente, al elegir un punto de venta con interfaz efectiva veas un retorno de la inversión más rápido.

Cuanto más fácil de usar, cuanto más rápido son completadas las tareas y ventas. Así de simple. 

Dado que el cobro en caja es una de las principales interacciones con el cliente, es importante que nada salga mal. Un sistema punto de venta tiene el potencial de reducir el error humano mediante la automatización de las tareas (pago, búsqueda de artículos, cálculo de precios, etc.), lo cual simplifica el proceso de pago y permite completar la transacción sin mucho esfuerzo.
Photo by Startup Stock Photos / CC0 1.0

Debe proporcionar información útil y oportuna

Es bien sabido que los sistemas punto de venta son excelentes para capturar grandes volúmenes de datos y, por lo tanto, tienen la capacidad de convertir los datos en información relevante. Por ello, debes asegurarte que los datos generados por los procesos de tu negocio sean de la más alta calidad; de otra manera, la información que se obtenga será irreal e indicará una situación falsa de la empresa, lo cual es muy peligroso considerando que esta información es utilizada para la toma de decisiones.
Una vez adquirido el punto de venta, lo último que queremos es obtener información que no será útil, lo cual es el resultado de la mala organización de cómo se van generando los datos: categorías inconsistentes, múltiples descripciones para un producto, etc. Para evitar esta situación, es importante poner atención y ser minuciosos al momento de organizar los datos que “alimentarán” al punto de venta, para lo cual es recomendable seguir patrones o un estándar que rija el tipo de datos que ingresará al sistema.
Si recolectamos datos erróneos o insuficientes será más difícil tomar decisiones relacionadas con las ventas del negocio, a la vez que será más complicado evaluar el desempeño del punto de venta. Tener información inadecuada siempre impactará a la estrategia comercial de tu negocio. Un punto de venta con las adaptaciones adecuadas te ayudará a recolectar y procesar los datos para obtener ideas e impulsar las decisiones para que tu negocio crezca.
Referencias:
http://www.uxmatters.com/mt/archives/2013/08/designing-intuitive-point-of-interest-and-point-of-sale-touch-interfaces.php 
http://www.gustofb.com/gustofb-10_key_elements_of_the_ideal_pos_system_for_the_next_decade 
http://www.softwareadvice.com/resources/retail-pos-features-for-small-business/#reporting 
http://www.pos-plus.com/selecting-grocery-pos-software.php